P&P arquitectos

Guía de viaje - Roma y su arquitectura

18 de Abril de 2016 | 13:30

 

 

 

Nos encontramos a mediados del mes de Abril, en plena primavera, y es cuando todos nos empezamos a plantear salidas o viajes en familia o románticos.

Sin duda, Roma es la ciudad por excelencia que nos permite ambos tipos de escapadas.


En esta guía de viaje, haremos un repaso por las zonas más turísticas de la ciudad de Roma, pero ahondaremos en las menos conocidas pero maravillosas paradas obligatorias, siempre desde un punto de vista arquitectónico y artístico. 

 

 

Zonas de Roma

 

De Plaza Venecia al Panteón......................................   A

Los Foros imperiales.................................................   B

El Foro republicano y alrededores.............................  C

Plaza Navona y alrededores.......................................  D

Del Coliseo a República: Sª Mª la Mayor....................  E

Plaza República, Quirinale y alrededores....................  F

Plaza del Popolo, Piazza Spagna y alrededores............  G

El Trastevere..............................................................  H

El Vaticano……………………………………………………...........  I

 

 

Lo más turístico de Roma

 

 

 

1. Coliseo. Entra y ve subiendo niveles, las vistas son impresionantes. Bóvedas de cañón y de arista a medida que se sube. Zona E.

 

2. Capitolio y Palacios Capitolinos, de Miguel Ángel. Subir la cordonata y ver los palacios, hoy son museos de arte antiguo: ver el gálata moribundo, mármol original griego. Marco Aurelio a caballo (es el original del que está en la plaza), la loba capitolina, Un Caravaggio precioso que representa a S. Juan Bautista; el spinario o niño que se saca la espina del pie (mármol original griego)… y más cosas que no recuerdo. Zona B.

 

3. La Capilla Sixtina. Techo y muro del Juicio Final, de Miguel Ángel. Muros laterales con escenas de diversos artistas del Renacimiento, entre cortinajes fingidos. Zona I.

 

4. Las Estancias Vaticanas, con los frescos de Rafael: la Escuela de Atenas, Incendio del Borgo, etc. Zona I.

 

5. Plaza de España. Escalinata abalaustrada magnífica, barroco tardío XVIII. A los pies está la fuente de la Barcaccia (barcaza), realizada por el padre de Bernini (Pietro Bernini), que representaba a la barca de Pedro, es decir a la Iglesia, lo que ocurre es que la representó anegada de agua y a punto de hundirse. Zona G.

 

6. Fontana di Trevi. Otro lugar típico del turismo, otra obra barroca tardía XVIII inspirada en la fuente de los cuatro ríos, pero con un decorado neoclásico como telón de fondo. Zona D.

 

7. Panteón. El edificio mejor conservado de la Antigüedad romana. Entrar aquí es inolvidable. Una curiosidad: colócate en el centro, mira al suelo y fíjate por dónde desagua el agua de lluvia que entra por el óculo. Zona A.

 

8. San Pedro del Vaticano. Basílica, con la Pietà de Miguel Angel entrando a la derecha, el baldaquino de Bernini en el crucero, la cátedra de Pedro al fondo y las tumbas de Alejandro VII y Urbano VIII todo de Bernini. Sube a la cúpula si tienes tiempo, vale la pena. Plaza de San Pedro: colócate en los focos del óvalo (están señalados en el suelo con dos discos dorados) y verás como la cuádruple columnata se convierte en una sola, como si las tres de detrás desaparecieran. La Scala Regia de Bernini se puede ver de lejos si está la puerta abierta. Zona I.

 

9. Foro romano. Si no quieres pagar lo puedes ver desde la balconada del Capitolio. Si entras vale la pena ver las ruinas de la basílica de Majencio y los tres arcos de Tito, Marco Aurelio y Constantino, sobre todo los relieves interiores de Tito entrando en Jerusalén y arrebatando el candelabro a los judíos. Zona B.

 

10. Plaza Navona. Ocupa el solar del antiguo estadio de Domiciano. La fuente de los 4 ríos de Bernini en el centro de la plaza, la fuente de Neptuno, también de Bernini y la iglesia de Santa Agnese, donde colaboró un poco Borromini. Al fondo de la plaza hay una tienda de regalos preciosa. Zona D.

 

11. Museos vaticanos. Rodean al patio del Belvedere de Bramante, hoy “patio de la piña”. Ver la colección de piezas clásicas, con el Laocoonte y sus hijos, el Apolo Belvedere y otras. Zona I.

.

12. Santa María la Maggiore. Primitiva basílica del s. IV muy transformada exteriormente en barroco. Interior maravilloso por su espacio basilical, su luz tan medieval y las columnas jónicas originales de mármol. Pocos turistas saben que la capilla lateral izquierda (capilla Sforza) es obra maravillosa de Miguel Ángel. Enfrente de la fachada de los pies de la iglesia hay una columna gigantesca que procede de la basílica de Majencio. Zona E.

 

13. Monumento a Víctor Manuel II. Lugar preferido de los turistas. Es un enorme pastelón historicista construido entre XIX-XX que domina la plaza Venecia y que le llaman “la tarta nupcial”. Detrás de él está semioculto el Capitolio de Miguel Ángel junto a la iglesia franciscana del Ara Coeli. Zona A.

 

 

 

 

 Lugares menos conocidos

 

14. Iglesia y claustro de Santa María della Pace. Preciosa. Es una iglesia barroca del tercero de los grandes arquitectos barrocos de Roma, Pietro da Cortona, que junto con Bernini y Borromini forman el trío de grandes maestros del barroco en Roma. La fachada es preciosa. Dentro está el claustro renacentista de Bramante, que realmente fue la primera obra renacentista que se levantó en Roma, un año antes del Tempietto di san Pietro in Montorio. Las pinturas del claustro son preciosas. Zona A.

 

15. San Carlo alle quattro fontane. Borromini. La fachada y su interior son de lo mejor de Roma. Se accede libremente al claustro por una puerta, vale la pena verlo. Zona F.

 

16. S. Ivo alla Sapienza. Borromini. Otro rincón precioso de Roma justo al lado de piazza navona. El patio renacentista de G. della Porta (el mismo que le acabó la cúpula a Miguel Angel al morir en 1564) conduce a la iglesia de Borromini, maravillosa. Zona D.

 

17. S. Andrea al Quirinale, de Bernini, iglesia de planta oval, joya del barroco. Al salir bajas una calle en forma de S y apareces a los pies de la columna de Trajano. Zona F.

 

18. Santa María del Popolo, en piazza del Popolo, tiene unos lienzos fabulosos de Caravaggio en una capilla al fondo, y tb está la capilla Chigi de Rafael, con esculturas de Bernini. Zona G.

 

19. Iglesia de Santa María della Vittoria: entra para ver el “éxtasis de Santa Teresa”, de Bernini en una capilla lateral izquierda. Zona D.

 

20. Iglesia de San Luigi dei Francesi: entra para ver más lienzos de Caravaggio, creo que están en una capilla lateral izquierda. Zona D.

 

21. El Moisés de Miguel Ángel: está en la iglesia de S. Pietro in Vincoli, cerca del Coliseo, entrando en la iglesia al fondo a la derecha. Zona E.

 

22. Il Gesù, de Vignola. Modelo de todas las iglesias de planta jesuítica en todo el mundo. La bóveda pintada en pleno barroco es un rompimiento de la gloria tremendamente realista, obra del Baciccia, titulada el triunfo del nombre de Jesús “IHS”. Es un engaño visual maravilloso, porque aunque no lo parezca las nubes son pintadas, no de estuco. Nadie queda indiferente al ver esto. zona A.

 

23. Galería Borghese, en el interior de los jardines de Villa Borghese. Tiene varias obras maravillosas de Bernini: el David, Apolo y Dafne, el Rapto de Proserpina y San Lorenzo martirizado a la parrilla, y alguna otra, todas preciosas. Zona G.

 

24. Termas de Caracalla: aunque quedan lejos, vale la pena ver las ruinas más grandes de la antigüedad y pasear por las inmensas salas (hoy a cielo abierto) con los mosaicos del pavimento que se conservan. Muy cerca está la enorme explanada del Circo Massimo, que tuvo capacidad para 250.000 espectadores, pero hoy sólo queda el inmenso solar y algunas ruinas. Zonas B y E pero alejado.

 

25. Termas de Diocleciano (Plaza de la República). Miguel Ángel convirtió el enorme frigidarium o sala de agua fría de las termas romanas en una iglesia (Santa María degli Angeli) después decorada de mármoles. Es un espacio monumental, medio cristiano medio pagano. Es el único sitio (aparte del Panteón) donde puedes hacerte una idea de la grandiosidad interior de la Roma antigua. Zona E.

 

26. El Foro republicano. Si bajas la cordonata del Capitolio y giras calle abajo hacia la izquierda, pasarás por unas ruinas de viviendas romanas que están a varios metros del subsuelo, y continúas calle abajo hasta el foro republicano, donde está:

- el templo circular de Vesta (II a C)

- el templo de Portumnus (I a C) a pocos metros del anterior.

- el teatro Marcelo (I a. C), con un sobreelevado de viviendas que le añadió Peruzzi en el XVI.

Hay allí también una iglesia medieval que por dentro es preciosa (Santa María in Cosmedín), típica iglesia basílical, en cuyo nártex está la famosa Bocca della veritá donde los turistas meten la mano para ver si les da calambre. Todas en Zona C.

 

27. Villa de Augusto: hay que entrar dentro de los foros romanos y a cierta distancia en lo alto de la colina están las ruinas de lo que fue villa del emperador.

 

28. Fuentes y monumentos de Bernini. Aparte de la famosa fuente de los 4 ríos en Plaza Navona, hay también otros monumentos públicos que Bernini levantó como intendente de aguas:

-       la fuente de Neptuno, también en pl. Navona. Zona D .

-       la fuente del Tritón (en plaza Barberini), que es un tritón soplando una caracola.

-       el elefante que porta el obelisco a lomos: es una escultura graciosa de Bernini en la plaza della Minerva, justo detrás del Panteón. Zona A.

 

29. Iglesia de la Minerva (Sª Mª sopra Minerva), detrás del Panteón, es la única iglesia gótica de Roma. Dentro hay un Cristo desnudo de mármol, obra de Miguel Ángel, está abrazado a la cruz, el Concilio de Trento ordenó taparle con un paño para que no se le viera nada. Zona A.

 

30. Columna de Trajano (junto a piazza Venezia), y columna de Marco Aurelio, imitada de la anterior, en piazza della Colonna, cerca de la piazza di Pietra y no muy lejos del Panteón. Zona B.

 

31. El puente Sant’Angelo, que conduce al Castel de Sant’Angelo, está flanqueado a uno y otro lado por ángeles de los que algunos los realizó Bernini. Es muy bonito cruzar este puente en dirección hacia el Castel de Sant’Angelo y desde ahí doblar a la izquierda para recorrer toda la Via della Conciliazione que conduce hasta San Pedro, con la cúpula de Miguel Ángel al fondo. Zona I.

 

32. Igl. Santa Susana. Derivada del Gesú, es de lo mejor que hizo Maderno, mejor que la fachada de S. Pedro. Zona G.

 

33. Palacio Farnesio. Es el palacio más grande de Roma, actual embajada de Francia. Casi todo él es de Sangallo, salvo la cornisa que la hizo Miguel Ángel. Muy tradicional en los tres niveles, y con bastantes imitaciones a la arquitectura de Miguel Ángel en los huecos, lo que denota falta de imaginación por parte de Sangallo. Zona D.

 

 

 

 

Los sitios más raros y preciosos

 

34. Tempietto di San Pietro in Montorio, Bramante, 1503. Está en el Trastevere y no es fácil llegar si no es en bus. El renacimiento empezó aquí a difundirse en Roma gracias a este primer ensayo de Bramante inspirado en la tholos griega. Zona H.

 

35. Igl. Santa Ana dei Palafrenieri: es la primera iglesia de planta oval conocida. Es de Vignola, y modelo para todas las iglesias de planta oval que vinieron después. No hay turista que la conozca. Zona I.

 

36. Igl. Santa Bibiana. Muy sencillita, pero es la primera que construyó Bernini en su vida. Zona E.

 

37. San Stefano Rotondo. Precioso. No lo conoce casi nadie. Es una primitiva iglesia paleocristiana dedicada a S. Esteban, primer protomártir, que curiosamente es de plan central circular, por eso se llama “Rotondo”. Zona E.

 

 

38. Oratorio de San Felipe Neri. Es de Borromini. Los turistas que pasan por ahí no reparan en esta preciosa fachada plegada y cóncava, llena de detalles barrocos extraños. Zona D.

 

39. Colegio de Propaganda Fide: lo mismo que la anterior, es de Borromini, está a un paso de Plaza España y permanece ahí ignorado el pobre. Tiene detalles barrocos muy extraños, y está bastante descuidado si no es que lo han restaurado recientemente. Si te pones a los pies de la escalinata de plaza España de espaldas a la escalinata, está a la izquierda, en un callejón estrecho que entra. Zona G.

 

40. Palacio Massimo alle Colonne. Todo el mundo pasea por esa calle y nadie se percata de este palacio de Peruzzi, uno de los primeros ejemplos del manierismo. La última vez que lo ví estaba limpio y muy bonito. Zona G.

 

41. Templo de Adriano. Son unas ruinas preciosas de un templo antiguo que está en la Piazza di Pietra, muy cerca del Panteón. Sitio precioso en el corazón de Roma y zona de cafés muy buenos. En esa plaza hay una tienda muy bonita de artículos hechos a mano con madera donde todo lo que venden es de Pinocho. Zona A.

 

42. Ara Pacis Augustae: altar construido por Augusto para conmemorar la Paz conseguida bajo su gobierno. Joya del arte antiguo, está resguardado dentro de un edificio del s. XX proyectado por Richard Meier. Los relieves escultóricos de mármol muestran una procesión de Augusto y su familia heroizados como si de dioses griegos se tratara. Zona G.

 

43. Palacio Barberini: es un palacio donde Bernini y Borromini trabajaron juntos antes de odiarse. Eran dos aprendices bajo las órdenes de Maderno que proyectó la fachada. Zona F.

 

44. “El éxtasis de Ludovica Albertoni”, obra de Bernini, recuerda al “éxtasis de Santa Teresa” aunque no es tan espectacular. Está en el barrio del Trastevere, en la iglesia de San Michele a Ripa, Via di S. Michele. Zona H.

 

45. Museo de Arte contemporáneo, de Zaha Hadid. Ubicado en el barrio de Flaminia, en el borde norte del centro histórico. Comprende espacios para galerías permanentes, temporales y comerciales, un centro de arquitectura, otro de convenciones y una biblioteca. Todo el conjunto impresiona al visitante.

 

46. Ciudad de la música, de Renzo Piano. Auditorio compuesto por 3 edificios similares pero de distinto tamaño que se extiende por un área de 50.000 m2 desde la colina de los Parioli hasta el Tiber, cerca de la Villa Olímpica y del Centro deportivo de Pier Luigi Nervi. En el gran parque urbano que se forma, las tres salas de conciertos se agrupan radialmente alrededor de una cavea destinada a espectáculos al aire libre.

 

 

Lugares alejados aunque interesantes

 

47. Aunque está bastante lejos, la Villa Giulia la construyó Vignola para el papa Julio III. Preciosa villa suburbana con jardines y arquitecturas renacentistas.

 

48. Villa Farnesina, de Peruzzi, por fuera no dice nada, pero dentro tiene arquitecturas simuladas en los muros y pinturas mitológicas, alguna de ellas pintada por Rafael.

 

49. Mausoleo de Santa Constanza. Joya de la arquitectura paleocristiana. Es el edificio protocristiano mejor conservado del mundo. Está ahí desde el año 350 hasta hoy. Todo en él es original hasta los mosaicos de las bóvedas, que representan temas alusivos al mundo pagano (dios Baco, la vendimia, el vino y la borrachera) pero con claros significados cristianos (la vid y los sarmientos, el vino y la sangre de Cristo…)

 

50. San Juan de Letrán (=S. Giovanni in Laterano). Iglesia paleocristiana muy reformada que siempre ha sido la catedral de Roma (no el Vaticano como se suele creer). Vale la pena ir sobre todo por el Baptisterio del s. IV, aunque bastante reformado, de planta octogonal y con columnas aprovechadas y entablamentos originales.

 

51. San Paolo fuori le mura. Iglesia donde está sepultado S. Pablo, cuya tumba ha sido descubierta recientemente. Es una reproducción historicista del XIX de la basílica primitiva incendiada en 1823.

 

52. E.U.R. Continuando el metro que lleva a San Paolo fuori le mura está el barrio del EUR, con la típica planificación urbana y arquitectura del fascismo, sin dejar de visitar el Museo de la Civilización Romana con la maqueta más grande jamás vista de la Roma Antigua.

 

53. Catacumbas: para bajar a las catacumbas paleocristianas, Roma es la ciudad ideal porque conserva muchas. La de Via Latina, San Sebastián, San Calixto o Santa Inés son las más conocidas, pero están alejadas.

 

54. Villa Adriana, en Tivoli: villa de descanso del emperador Adriano, es un paraíso pero hay que ir en coche.

 

55. Palazetto dello Sport, Pequeño palacio de los deportes que construyó Pier Luigi Nervi en los años ’60, es uno de los mejores ejemplos del estructuralismo en hormigón armado. El otro que hizo Nervi (Palazzo dello sport) es más grande pero menos interesante. Otro ejemplo de estructuralismo en hormigón armado es la cubierta de la estación “Termini”, en piazza della Reppública.

 

56. La Porta Pía. Fue de lo último que construyó Miguel Ángel en vida, y es una puerta curiosísima y extravagante, con las locuras propias de un manierista de casi 90 años.

 

57. Iglesia del año 2000, de Richard Meier, construida por encargo del papa Juan Pablo II para conmemorar el final del segundo milenio. Está situada en una pequeña población al este de Roma llamada Tor Tre Teste. El diseño se basa en unas velas de velero de cierto recuerdo a la ópera de Sidney. La cubierta y los muros transparentes le dan una luminosidad espectacular al interior.

 

 

 

 

 

Si os ha gustado el post y se os ocurre que a alguien más le puede interesar, por favor compartidlo. Nuestra mayor motivación son vuestras visitas y comentarios. Así que os esperamos el próximo Lunes, pero si durante la semana os apetece seguir compartiendo ideas, os esperamos en Facebook y Twitter. 

 

 

          

 

 


Por P&P arquitectos  |  Abril, 2016  |  BlogFacebookTwitterLinkedin


  

Volver