P&P arquitectos

Decorando con los criterios del Feng Shui

15 de Diciembre de 2014 | 09:55

 

 

 

El Feng Shui es una disciplina ancestral China, que se basa en la idea de que el flujo de energía positiva se puede mejorar modificando la forma y la disposición de los objetos en el espacio.

 

Con los consejos que daremos a continuación, puedes aplicar las teorías del Feng Shui en tu casa para fortalecer los flujos positivos y evitar los negativos, ordenando los objetos y los espacios del ambiente.

 

 

El Feng Shui en tu dormitorio

 

Un dormitorio con buen feng shui puede compensar otros defectos de la casa, no hay mejor cura que un buen descanso.


Una regla clásica del Feng Shui dice que no debe haber más de un espejo en el dormitorio y que uno no debe verse desde la cama mientras está acostado. Es buena idea atenerse a esta regla. Los espejos deben tratar de ubicarse siempre donde nos devuelvan la mejor imagen de nosotros mismos.

 

 

 

La posición de la cama es esencial y debe seguir los siguientes criterios:

 

-   La cama debe tener respaldo, el respaldo de la cama simboliza el respaldo y la seguridad en la vida.

-   La cabecera de la cama debe apoyarse sobre la pared más alejada de la puerta y la cama no debe estar en línea recta con la puerta.

 

Es preferible que no haya nada colgando sobre la cama. Si esto fuera inevitable, procurar siempre que se trate de cosas livianas, Ej.: lámparas de papel u otros materiales livianos. En lo posible, evita los ventiladores de techo sobre la cama.

 

 

La cocina y el Feng Shui

 

La cocina en la cultura oriental es una estancia de la casa que simboliza prosperidad y riqueza. Y según el arte del Feng Shui  debe ser acogedor para querer pasar tiempo allí.

 

La ubicación de la estancia dentro de la casa cobra especial importancia. Lo ideal es que esté orientada hacia el sur y que esté próxima a la puerta de entrada sin que se vea desde la entrada principal.

 

Una cocina ideal es la que mantiene ubicados conjuntamente los elementos del fuego y los elementos del agua entre ellos pero separados del otro grupo. Es decir, los fogones, el horno y el microondas deben estar juntos a un lado y fregadero, lavavajillas, nevera y lavadora al otro lado. Nunca deben estar ni al lado del grupo contrario ni enfrentados. 

 

 

 

 

Debido a que el elemento de Fuego y Agua ya están muy presentes en la cocina, a la hora de pintarla y elegir el mobiliario es preferible evitar el rojo, que corresponde al fuego, o el azul, que corresponde al agua, y usarlos con moderación. Según el arte del Feng Shui, son preferibles colores neutros como blanco, beige, tierra o crema que promueven la tranquilidad.

 

En la decoración de la cocina según la estética Feng Shui la luz natural destaca como la mejor alternativa para alumbrar el espacio. Y para los momentos del día en los que se precisa de luz artificial, se deben elegir luces que sean intensas y que permitan el alumbramiento de cada uno de los rincones de la estancia.

 

 

Cómo decorar el salón con los criterios Feng Shui

 

Según el Feng Shui, la pieza clave en todo salón es el sofá. Su posición puede influir positiva o negativamente en la comunicación y relación con nuestros amigos o familiares. Lo ideal es colocarlo apoyado a una pared de manera que podamos ver todo el salón cuando estemos sentados, evitando situarlo en el centro de la estancia o a espaldas de puertas y ventanas.

 

Los muebles se han de  colocar siempre de tal forma que creen una figura cerrada, para que la energía circule libremente por toda la estancia sin encontrar objetos que entorpezcan su paso.

 

La mesa de comedor mejor redonda, así facilita la comunicación en reuniones con invitados, haciendo que se sientan cómodos en todo momento. A ser posible evita las de cristal, dan un aspecto frío y las personas no terminan de sentirse totalmente cómodos en ellas.

 

 

 

 

El Feng Shui considera a la televisión como un activador que puede usarse como remedio para mejorar el Chi en zonas concretas o para aumentar la cantidad de elemento Fuego en una habitación. Debe usarse con precaución. Es importante su posición, una buena solución es mantenerla fuera de la vista, bien dentro de un mueble o en una posición retirada. Debería evitarse que apuntara hacia la mesa del comedor porque eso la convierte en un comensal más que monopoliza la atención impidiendo la comunicación entre los invitados.

 

Por último, procura que la iluminación sea suave, aportando a los espacios tranquilidad y evitando que incida directamente sobre las personas.

 

 

 

Si os ha gustado el post y se os ocurre que a alguien más le puede interesar, por favor compartidlo. Nuestra mayor motivación son vuestras visitas y comentarios. Así que os esperamos el próximo Lunes, pero si durante la semana os apetece seguir compartiendo ideas, os esperamos en Facebook y Twitter. 

 

 

          

 

 


Por P&P arquitectos  |  Diciembre, 2014  |  BlogFacebookTwitterLinkedin


 

VolverContinuar