P&P arquitectos

Ventajas de los grandes acristalamientos

23 de Junio de 2014  |  09:55

 

 

 

Los avances tecnológicos han motivado que poco a poco las pequeñas ventanas de las viviendas de nuestros abuelos hayan dejado paso a grandes acristalamientos que confieren una mayor luminosidad y amplitud a los espacios interiores de las viviendas.

 

El vidrio en una envolvente, juega un papel vital en el intercambio de energía del edificio, siendo un elemento de expresión arquitectónica fundamental como se ha demostrado a lo largo de los siglos XIX y XX.

 

 

Sabemos que el hueco es el elemento a través del cual más energía se transmite y también que un buen diseño podría minimizar estas pérdidas o ganancias. Si elegimos una orientación adecuada y logramos regular la exposición solar de los mismos, estos acristalamientos en lugar de generar  pérdidas energéticas, producirán el efecto contrario, aportando una gran parte de la energía necesaria para calentar la vivienda en las temporadas más frías.

Para ello deberemos proteger los acristalamientos de la exposición directa del sol durante el verano y permitirla durante el invierno, así como dotarlos de un sistema interior de protección mediante persianas o estores que en épocas frías, desplegados durante la noche, reducirán la perdida energética hacia el exterior.

 

 

Además del aprovechamiento energético solar, los grandes acristalamientos nos proporcionan:

 

1. Mayor captación de luz natural y por tanto ahorro en iluminación.

2. Control de las cargas térmicas en el ambiente y el bienestar.

3. Mejora del aislamiento acústico.

4. Nos permite ventilar la casa de forma natural con el simple hecho de abrir los ventanales.

 

Sin embargo, hemos de tener en cuenta que un acristalamiento, por muchas virtudes técnicas que posea, el coeficiente de aislamiento térmico es muy inferior al cerramiento de la vivienda, por ello el uso abusivo de grandes ventanales puede suponer una considerable pérdida energética y generar un efecto invernadero en el interior de las estancias, que en temporadas calurosas puede inhabilitar el uso de estas y producir deterioros materiales.

 

Esta problemática se hace evidente en edificios con cerramientos de muro cortina, como es el caso de oficinas, museos, bibliotecas, universidades…Para solucionarlo, las empresas fabricantes de vidrios tienen en sus catálogos cristales de control solar, los cuales trasmiten la máxima cantidad de luz natural y reflejan la radiación infrarroja.

 

 

 

 

 

Protecciones solares

 

Las protecciones solares del hueco acristalado son sin duda la medida más eficaz y rentable económicamente para reducir las demandas energéticas de refrigeración, especialmente en edificios con un ratio vidrio/opaco elevado.

Una vez más, los arquitectos nos encontramos con el problema de diseñar una protección solar que reduzca la radiación incidente sobre el hueco en verano, pero que permita la captación energética en invierno. Esto se consigue mediante la utilización de dos tipos de protecciones: fijas o móviles, aunque también se pueden considerar el efecto de árboles u otro tipo de elemento vegetal.

En la orientación sur son muy eficaces los elementos horizontales fijos integrados en el diseño arquitectónico – voladizos, lamas horizontales, pérgolas, etc. Sin embargo, este tipo de protecciones no son eficaces en las orientaciones este y oeste. Debido a la baja altura solar en esas orientaciones, la radiación llega al edificio muy horizontal, y no es bloqueada por un voladizo horizontal. En estas orientaciones lo más eficaz es colocar protecciones móviles, o bien fijas en forma de lamas verticales.

 

 

Como arquitectos debemos encontrar un equilibrio entre los aspectos térmicos y lumínicos, entre captación pasiva, protección solar, e iluminación natural.

En este sentido, es interesante desde el punto de vista arquitectónico diseñar dispositivos de transformación de la radiación directa en difusa. Un modo de evitar la entrada de la radiación directa es proteger el hueco con un elemento que al tiempo actúe reflejando la radiación hacia el interior del local, pero en forma difusa.

 

 

Si os ha gustado el post y se os ocurre que a alguien más le puede interesar, por favor compartidlo. Nuestra mayor motivación son vuestras visitas y comentarios. Así que os esperamos el próximo Lunes, pero si durante la semana os apetece seguir compartiendo ideas, os esperamos en Facebook y Twitter. 

 

 

          

 

 


Por P&P arquitectos  |  Junio, 2014  |  BlogFacebookTwitterLinkedin


 

VolverContinuar